Foro Fresalimon

Ilusión TP (capitulo único)(22/3/14)

Ir abajo

Ilusión TP (capitulo único)(22/3/14)

Mensaje por madara es malo el Dom Mar 23, 2014 1:26 am

hola sempais y ¿kouhais?:
al grano... me inspire en hechos de la real life de  una querida amiga, espero que les guste por que es casi cuatro veces mas largo que el anterior así que sin mas que decir ahí les va


Ilusión:
La academia de artes de konoha es un lugar donde los niños y adolescentes de la ciudad de konoha pueden pasar sus veranos para mejorar sus habilidades con profesionales de primera… hay de todo… desde aprender a tocar cualquier instrumento existente, incluido el triángulo… si el triángulo ¬¬, hasta clases de canto y baile… pero a mí, su no tan querida protagonista, de eso estoy segura, no le interesa nada de eso… mi sueño es ir a la academia profesional de canto de kumo… donde si haces todo bien tienes un futuro asegurado en la industria, el artista más importante que ha salido de allí ha sido killer bee un rapero, que a mi parecer, no tiene mucho talento, o tal vez es solo que odio el rap, como sea, aun con sus malas rimas se ha convertido en un artista que sus obras pasaran a la posteridad, y si él ha logrado eso, imagínense a una persona que de verdad tenga talento… fue mi primo quien me introdujo en el mundo del canto a los seis, y también fue el que me inscribió por primera vez, a los once años, en la academia, desde ese año ya han sido cinco años que he asistido a ella, y estoy a punto de entrar a el quinto, pero ustedes se preguntaran… si te quieres largar de ahí ¿Por qué demonios no lo has hecho?... jaja, pues ya lo intente, pero al final no lo hice y se preguntaran ¿Por qué? De seguro… la respuesta la encontraran en mi tierna historia…

En mi cuarto año en la academia, cuando tenía catorce, ya tenía la carta de solicitud para la academia de kumo, solo me faltaba enviarla, pero no sé si fue el destino o solo nostalgia, pero decidí asistir una última vez a la academia, me encontraba caminando a mi salón de clases el primer día al mismo tiempo que veía las hermosas paredes revestidas con las pinturas que han sido pintadas los últimos cuarenta años que es lo que la academia lleva en función, es un manjar  ver estas pinturas… siempre me distraía viéndolas… ya que aunque llevara ahí cuatro años ya, aun así siempre me encontraba una que nunca había visto y que además era muy rara… pareciera como si cada año los estudiantes de arte competían por ver quien pintaba la obra más original y rara… cualquier cosa que te imaginaras estaba ahí, pinturas abstractas, paisajes, animales, personas, caras, comidas, autos, en serio, cualquier cosa estaba retratado en esas paredes y en el salón principal se encontraban retratados los rostros de los hokages, nombre con el cual llamábamos a nuestro director, el año pasado el tercer hokage se había retirado, él lo había hecho ya hace mucho, antes de que yo llegara, dándole el puesto a su sucesor el cuarto hokage, lamentablemente el murió poco tiempo después en un trágico accidente, en el cual también murió sus esposa; su pequeño hijo de apenas seis años de edad el cual estudiaba en la academia, generalmente no se aceptan tan jóvenes pero por ser el hijo del cuarto…, fue entregado a su  padrino el sannin jiraiya, nombre que se les dio a los mejores alumnos que salieron de esta academia aparte del cuarto hokage, después de esa tragedia en lugar de dar paso al quinto se acordó que el tercero retomaría el puesto, pero ahora con su retiro definitivo, si se dará paso a el quinto o mejor dicho la quinta, ¿tsunade? Creo que es su nombre, también era una sannin… en esta ocasión mi distracción fue el rostro de la quinta, era muy hermosa y joven, ¿pero no se suponía de que debía tener unos cincuenta años?, como sea, se veía amable y todo, pero en mi distracción no me fije que arrolle, literalmente, a un chico que se encontraba parado también viendo las pinturas de los hokages, más específicamente al cuarto.

-Lo siento de verdad –le dije con la cabeza baja mirando al suelo, por la vergüenza que me ocasionaba lo que acababa de pasar, nunca me había sucedido.

- No hay problema sempai (naruto- kun también dice sempai  *-* ) –dijo con una voz suave y llena de optimismo –es imposible no distraerse viendo estas maravillas, hacía años que no las veía, hay muchas más ahora –continuo haciéndome alzar la cabeza, no sé porque lo hice, muchos dicen que soy la persona más tímida que conocen, pero su voz me inspiraba tanta confianza que lo hice, *\\O\\*  pero toda esa confianza que creí tener se subió a un barco y salto por la borda siendo devorada por tiburones blancos lenta y fríamente… cabello rubio desordenado y ojos azules penetrantes, seis extrañas marcas, tres en cada mejilla, asemejándolo a un gato, o mejor dicho ¿un zorro?, una camisa des-faldeada  negra, pantalones de tela también negros, al igual que sus zapatos-zapatillas, por ultimo sosteniéndolo con un solo hombro traía un porta-guitarras y no adivinan de qué color… si negro (que tiene este sujeto con el negro, no dice la historia que están en verano, acaso quiere morir asado… lo siento sempais pero así me lo imagine mientras escribía la historia, siento que así se ve más cool, además en la academia hay aire acondicionado ¬¬), me recordó a alguien, pero mi cerebro no podía identificar quien, mi piel pálida se fue invadida por el rojo carmesí, y mis piernas flaquearon y el calor invadió mis pulmones haciéndome imposible el respirar, por dios que me muero ¬¬ -a veces me da un poco de celos ver que la gente tiene tanto talento y yo apenas puedo dibujar una persona con palitos (no crean que lo que dijo naruto es lo que me pasa a mi jaja solo es un ejemplo jaja ¬\\¬) pero por suerte tengo mi guitar… eh sempai ¿Qué le pasa sempai? ¿Se está ahogando? Esta toda roja ¿si se está ahogando no debería estar morada?, aaaaahhh VIEJOOOOOO–dijo tomándome en sus brazos como recién casados haciéndome enrojecer más, haciéndolo aumentar la velocidad con la que me llevaba a la oficina del tercero, en ese entonces director. 

Posterior a eso el director se dio cuenta de la verdadera razón por la que entre en este estado, después de rogarle mucho tiempo que no se lo dijera a aquel chico, me conto que su nombre era naruto uzumaki, hijo único de kushina uzumaki y ¿minato namikaze? Ese es el nombre del cuarto, por supuesto él es el hijo del cuarto, ese era la persona a la cual me recordaba, el cuarto, como no me di cuenta, son idénticos, excepto por las marcas y el largo de cabello, el tercero también me conto que él era un músico muy renombrado , teniendo solo catorce años, había atravesado un estado de depresión muy grande al morir sus padres que fue superado gracias a su padrino, que se convirtió en padre y madre para él, aun así sintió un vacío que tapo temporalmente trabajando en su música, grabando discos y dando conciertos, eso lo estaba matando por dentro al no disfrutar de su juventud, como decía gai-sensei, maestro de los estudiantes de atletismo, pero afortunadamente eso cambio cuando conoció a los que serían sus mejores amigos, paso mucho tiempo con ellos y convenció a sus padres de llevarlos con él en sus viajes, pero al hacer esto descuido sus labores como artista que llevo a sus patrocinadores a amenazar con quitar sus donaciones, hubo una gran discusión hasta que a su representante iruka umino, a jiraiya y a el propio naruto se le ocurrió una idea… propusieron  que acordarían con un buen amigo de los tres, kakashi hatake, maestro de guitarra en la academia, es conocido como el mejor y más estricto profesor, pocos se atreven a inscribirse en su clase, que durante los días de verano de todos los años naruto iría a su ciudad natal konoha, a la academia para poder pasar la mañana ayudando a kakashi-sensei y en la tarde poder salir sin ninguna restricción con sus mejores amigos y los nuevos amigos que haría en la academia, y así fue como naruto había llegado ahí, sin duda naruto si había pasado mal la vida, recuerdo que antes de conocerlo me quejaba porque mi madre murió y ,mi padre me creía un estorbo, además de que aún no podía explotar mi carrera como artista, pero habían personas como naruto que de verdad la pasaban mal y yo aquí quejándome, ese día me enamore de él, y a la tarde rompí la solicitud y decidí quedarme, eso es algo que tal vez destruiría mi futuro, pero lo hice.

Los dos años que naruto había empezado a ayudar en la academia, muchas más personas empezaron a asistir a las clases de kakashi-sensei, no solo porque querían conocer a su ídolo naruto uzumaki, sino también porque él hacia las clases de hatake más llevaderas, antes solo unos diez o quince personas se inscribían, en cambio ahora superaban los treinta, por esta razón desde ese año se acordó que el grupo de canto, al que yo pertenezco y soy la vocalista principal y la que dirige el grupo junto con mi sensei kurenai yuhi, y el grupo de guitarras, dirigidos por kakashi-sensei y naruto-kun, harian una presentación al final del verano… recuerdo ese primer año, kakashi-sensei y kurenai-sensei se hicieron en el centro liderándonos a todos en general, y naruto-kun y yo nos hicimos pegados a la pared liderando nuestros respectivos grupos, realmente me aterraba pensar que por estar junto a él me equivocaría por mi nerviosismo, pero por suerte mi sentido de la responsabilidad fue más fuerte y me concentré solo en la presentación… al final de la misma él se me acerco me felicito y me dijo que era sorprendente, y luego me abrazo… una vez más tuvo que llevarme corriendo a la oficina del director en brazos gritando a todo pulmón… así también paso el siguiente año.

Este será el tercer el tercer año que naruto estará en la academia, llego y ahí está, hablando con nuestro amigo shikamaru , perteneciente a la clase de matemáticas, sobre algo, me acerco, y él me dice que le estaba diciendo que sus mejores amigos por fin podrían asistir a la presentación final, y que esta tan emocionado que hará trabajar muy duro este año a sus estudiantes, todos sus estudiantes que se encontraban a punto de entrar al salón de clases, se detienen en seco y sudan frio para luego empezar a caminar de nuevo, estoy seguro que todos pensaron, ¿los años anteriores era un trabajo suave?, él había bajado un poco el nivel de tortura de kakashi-sensei pero solo fue un poco, y no conocían la tortura a las que sometía kakashi a sus estudiantes, y tal como pensé todos se estremecieron al entrar. 
Así paso el verano entre bromas de naruto, perversiones de ino, rarezas de lee-san, sai-kun y shinno-kun, comida de parte de la familia de chouji, golpes de ten ten e intentos de conquista fallidos de kiba-kun… cada día empezaba a sentir más confianza con naruto, como la primera vez que hable con él, era realmente genial pasar tiempo con él y por fin a una semana de la presentación decidí que ese día le confesaría mis sentimientos… no sé si me correspondería pero tenía que decírselo y la razón era simple, ese día me llego una carta de parte de la academia de kumo en donde decía que mi primo había mandado una recomendación donde decía que mi nivel era realmente sorprendente, junto con un video que contenía una presentación que yo había dado a mi clase durante el año escolar, y cuál fue mi impresión cuando leí que me ofrecían una beca, se supone que ellos no dan becas, y mucho menos invitar a alguien a entrar a su academia, debían quererme mucho, pero ¿y naruto? Pensé, ¿qué hare con lo que siento?, y entonces lo decidí, me le confesaría, si me correspondía me quedaba, pero sino lo hacía me iría, ya que no podría soportar el dolor de su rechazo viéndolo de nuevo cada año, les envié una correo electrónico diciendo que me dieran un plazo de una semana para pensarlo, y así recibí una respuesta de aceptación a mi pedido.

Por fin había llegado el día de la presentación, fue espectacular, de verdad que naruto  hizo que sus estudiantes se esforzaran ese año fue maravilloso de verdad, después de terminar todos felicitaban a kakashi y a kurenai-sensei, naruto hablaba con sai.

-naruto kun –dije llegando a donde estaban él y sai -sai -san, podría dejarnos solos un momento –mencione dirigiéndome a el moreno.

- por supuesto –respondió –sigo pensando que eres un tonto –dijo esta vez dirigiéndose a naruto, sorprendiéndome –se supone que tú eres el más valiente de todos nosotros y no te atreves a decir unas simples palabras, yamato -taichou y yo apenas y la hemos conocido, pero no se necesita conocerla, ni a ti, ni tampoco saber de sentimientos para notar que… -

-sai -interrumpió naruto –hablaremos sobre esto mañana, recuerda que he logrado convencer a mis representantes para que me dejaran quedar en konoha hasta que cumpla los dieciocho en un retiro temporal, además de que alguien podría oírte –termino.

-Vale, pero piensa en lo que te dije –menciona para luego retirarse.

Naruto volteo hacia mí –y dime sempai ¿de que querías hablar conmigo? – dijo sacándome de mi trance notando algo realmente sorprendente, llevaba la exactamente misma ropa que vestía cuando nos conocimos, la misma camisa, el mismo pantalón, los mismos zapatos-zapatillas,  debía ser una señal me dije a mi misma, y tome un gran valor para decir lo que quería, pero lo hice de verdad lo hice.

-Eh ¿podemos ir a otro lugar? –dije mientras salíamos del auditorio llegando a el estacionamiento - na- naruto-kun, yo quería decirte algo muy importante que siento desde que te conocí –alce la mirada y vi sus penetrantes ojos clavados en mí, mirándome con atención… enrojecí ¬\\\¬ pero aun así no flaquee – naruto-kun –dije firme –yo deseo decirte que desde conocí, he estado sintiendo un sentimiento que me consume y que no podía seguir más sin decírtelo – se sorprendió poniendo sus ojos como platos e inclinándose hacia atrás, al parecer había captado a donde se dirigía la situación algo sorprendente ya que naruto no es el chico más listo que hay en konoha –así que te lo diré ahora –continúe con la cabeza baja muy sonrojada – naruto-kun, Naru-naruto-kun yo te… yo te amo –dije para después tragar en seco.

Un silencio incomodo invadió el lugar poniéndome increíblemente nerviosa- sempai… hinata –dijo con voz seria, abrí mis ojos aguándose, el nunca usaba ese tono tan serio ni siquiera cuando dictaba sus clases, y sobre todo nunca me llamaba por mi nombre – yo -bajo la cabeza al ver como mis lágrimas empezaban a caer por mis mejillas –yo lo lamento tanto –dijo en tono con la voz quebrada –pero yo – hizo una pausa – yo amo a otra persona –dijo mirándome, sentí mi corazón romperse en miles de pedazos, otra persona, él amaba a otra chica, trate de decirle algo pero de mi labios no salía palabra alguna, debido a la falta de aire de aire en mi garganta –deseo que me perdones –dijo sorprendiéndome.

-y -yo – dije tratando de hablar

-se lo que se siente –interrumpió, sorprendiéndome aún más –se lo que se siente amar sin ser correspondido –continuo mientras las lágrimas empezaron a salir también de sus mejillas, rompiéndome más el corazón –por eso no puedo mentirte, a mí no me gustaría que ella me mintiera y estuviera conmigo por lastima sin amarme, por esa razón deseo que me perdones, porque sé que debes estar sufriendo peor que yo –

- eso- eso es lo que hablaban tú y sai, él te dijo que te le confesaras, naruto… ¿podrías…? –

- ella está enamorada de mi mejor amigo – dijo directo, su mejor amigo, será ¿temari? O ¿ino? O tal vez… -siempre lo estuvo, yo la ayudaba a acercarse a él, pero aunque él nos quería mucho como si fuéramos sus hermanos, solo hasta ahí, nunca la quiso más que eso, incluso debido a su personalidad fría le hacía daño muchas veces, sin siquiera darse cuenta… eso me enfurecía, a veces deseaba golpearlo, pero él no tenía la culpa, nunca le dio esperanza y siempre dejo en claro sus sentimientos por ella por eso lo perdone, ella hace unos años dejo de perseguirlo, pero también empezó a evitarme, lo sé, lo sé, ella se resignó a que él nunca la querrá y ahora me culpa a mí pero no me quiere herir, pero yo sé que me odia, y no la culpo, no pude cumplir mi promesa, como puedo pedir su amor – termino.

- naruto… te perdono –dije conmovida, una vez más solo pensé en mí, naruto estaba sufriendo peor que yo, no solo tenía que soportar el verla todos los días sino que también tenía que soportar el verla todos los días enamorada de otro.
Un silencio embargo el lugar, no había más que decir, todos los tontos sentimiento habían sido aclarados, pero por alguna razón ninguno se iba, yo estaba disfrutando de la paz que me provoco el sacarme un gran peso de encima, en cambio él se carcomía por dentro por no poder corresponderme… y estoy segura que al verme se veía a el mismo, y cuando se viera en un espejo la vería a ella… y sufriría y no podía permitir aquello…

-hey dobe – dijo un chico de cabellos negros azulado, color idéntico al mío, y ojos de igual color, una chaqueta gris y pantalones azul oscuro además de zapatillas negras, él se encontraba acompañado de una chica de ojos verdes y cabello color ¿rosa?... y yo que creía que mi cabello era extraño, ella traía una camiseta roja sin mangas una mini falda negra con un abrigo color rosa amarrado a la cintura –te estábamos buscando… ya sabes, sakura no puede pasar ni un minuto sin ti –dijo gracioso –

Y entonces te vi… más rojo de lo que yo he estado por ti durante estos últimos años, era ella, sakura, un lindo nombre, y el chico de cabello negro debía ser él, del que estaba enamorado, es guapo pero de verdad que se le nota a leguas que es un chico muy frio.

-sasuke –kun, no- no di- gas e- esas c- cosas – y entonces lo entendí todo, al verla aún más roja que tú lo entendí, ella también te amaba, no se distancio de ti porque te odiara, sino porque te amaba, creyó perder tu amistad si se confesaba y tú no le correspondías, así como ahora yo la estoy perdiendo, al pensar en ello un sollozo escapa de mi garganta captando la atención de su amada –naruto –dijo tajante -¿Quién es ella? –hablo tratando de parecer desinteresada, no lo consiguió muy bien y eso lo notamos el tal sasuke y yo, en cambio naruto, jaja, todo el mundo me mencionaba siempre que eran muy obvios mis sentimientos por él, pero él ni te enteraba -¿acaso es tu novia? –dijo con una sonrisa fingida, dándole golpecitos con su codo, tratando de evitar que fuera muy obvio que quería que naruto le dijera que no, una vez más sasuke y yo notamos la tristeza en sus palabras, al ver como volteaba la cara mordiéndose el labio inferior.

Naruto solo bajo la mirada ante el comentario con un semblante serio, sasuke noto aquello llevándose a rastras a sakura mientras decía –nos vemos en la entrada-

Nos quedamos solos una vez más pero ahora si sabía lo que tenía que decirle –naruto –kun –comencé –solo quiero decirte que aunque no hayas correspondido mis sentimientos, aun así me encuentro feliz de habértelos confesado, ahora me siento feliz conmigo misma – me miraste con cara de confusión –porque ahora me he quitado ese peso de encima, esa duda que me carcomería toda la vida, ¿Qué hubiera pasado si le hubiera dicho mis sentimientos? ¿Me habría correspondido? Ahora puedo seguir adelante, puedo superarte y seguir con mi vida, ya que si no me hubiera confesado hubiera pasado toda mi vida con esa falsa ilusión de que hubiéramos podido tener algo, impidiéndome seguir adelante y superarte –continúe mientras me giraba para empezar a caminar hacia la salida de los estacionamientos –solo es… un consejo… de una amiga… ha… y espero que tu tengas más suerte que yo en esto del amor -.

-gracias… hinata –fue lo único que escuche, la última vez que escucharía tu voz antes de que volteara para ir a encarar a su amada.

Caminamos la misma distancia hasta que yo llegue a una esquina del gran portón que indicaba la salida del lugar, voltee antes de salir, quería asegurarme que fuera feliz, lo vi llegar a ella al mismo tiempo que sasuke se retiraba a un esquina para poder observarlo todo sin ser importuno, de verdad que les conocía muy bien, naruto empezó a hablar, ella lo observaba atenta, cuando por fin termino de hablar, ella solo abrió sus ojos y boca en blanco sonrojada para luego bajar la cabeza por unos segundos, eternos segundos para naruto… y para mi… ¿Qué demonios hice? ¿Cómo demonios voy a saber yo que alguien está enamorado de otro si ni siquiera lo conozco?... naruto y yo apenas nos conocimos, ni siquiera podríamos considerarnos amigos de verdad… solo simples conocidos, en cambio ellos eran amigos de años, acababa de arruinar una amistad, no no no… pero entonces la vi alzando la mirada posándola en sus orbes azules, aun mas sonrojada, y con los ojos aguados, vi a el tal sasuke sonreír adivinando lo que iba a pasar después, haciéndome comprender a mí, realmente los conocía bien, y tal como lo imaginé, salto a sus brazos besándolo intensamente mientras rodeaba sus piernas alrededor de las de naruto, y por un momento me alegre de no haber arruinado su amistad, y sonreí, solo por un momento, antes de que empezara a llorar, los vi separarse por falta de oxígeno y tomar aire, para luego seguir con mi tortura, por un segundo me vi a mi abrazada a ti en lugar de ella y llore más.

Me voltee para irme, estaba segura de que tardarían un rato ahí… y entonces deje de llorar y comprendí a naruto, él la vio como ella lo amaba a él y en vez de llorar como lo hago yo decidiste ayudarla a que fuera feliz, aunque le matara por dentro, porque el prefiero su felicidad a la de el mismo, eso es amar, en cambio yo fui egoísta solo pensando en misma sin tomar en cuenta tus sentimientos, sin ver a través de tus ojos y encontrarla a ella, así que decidí dejar de llorar, voltee al girar para desaparecer tras el enorme muro y lo vi bajarla para chocar frentes y decirle algo, ella se sonrojo más para luego sonreír y al leer en sus labios la simple palabra “si”, imaginé que le pediste ser tu novia, y volvieron a besarse mientras sasuke suspiraba y entraba a la academia, sabiendo también que tardarían un rato, de verdad los conocía muy bien.

Y empecé la marcha una vez más, atravesé el muro y desaparecieron de mi vista y yo de sus vidas, en casa solo me esperaba una hoja en blanco, un bolígrafo y un sobre con el destinatario “academia profesional de canto de kumo”, de seguro que al ver a la nueva pareja kiba-kun y shino –kun vendrían a despedirse, un nuevo comienzo es exactamente lo que necesito, pero como le dije a naruto me alegra no haber vivido bajo aquella ilusión que solo me haría darme falsas ilusiones, una ilusión que no sería verdadera, matándonos poco a poco.
Lo dejo ir, el recibió su recompensa por ser tan… tan él, recibió el amor de ella, en cambio yo recibí mi castigo por ser tan egoísta, tu rechazo, y el de la cruel realidad que me odia, pero prefiero vivir en esa cruel realidad que es verdadera que en esa falsa y podrida…
.
.
.
Ilusión…


al grano de nuevo:
muchos debieron notar que no hubo mucho narusaku, es mas un anti-naruhina sin ser anti-hinata, otros pocos debieron notar que al principio la prota era sakura y no era un final tan deprimente, pero cuando quedo lo sentí, poco original y repetitivo, asi que hice esto...los amo simplemente por tomarse el tiempo de leer
avatar
madara es malo
Fresalimón iniciado
Fresalimón iniciado

Masculino

Mensajes : 12
Puntos : 23
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 13/03/2014
Edad : 18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.